Posturas de yoga para principiantes

23 mayo, 2020 Desactivado Por Alejandra
Posturas de yoga para principiantes

El yoga más que una actividad física es una disciplina que tiene como meta, para quienes lo practican, alcanzar la felicidad plena mediante el control del cuerpo y de la mente.

Practicar yoga se basa en la concentración para lograr la conexión de la mente, el cuerpo y el alma. Por lo cual el yoga más que una actividad física es una disciplina que requiere cuidar de sí mismo, lo que incluye hábitos emocionales y alimenticios.

Los beneficios de esta práctica van más allá de la salud física, sino que involucra lograr un estado de paz interno.

A través de la realización de yoga es posible alcanzar una mayor flexibilidad, mejorar la respiración y fortalecer los músculos. Además, permite equilibrar el sistema nervioso, fortalecer el sistema inmunológico y eliminar episodios de estrés y ansiedad.

Las posturas de yoga son llamas “Asanas”, y se realizan como medio para aprender a respirar, tener un flujo de energía y aprender a controlar el cuerpo.

Si tienes pensado iniciarte en este fantástico mundo de la meditación y equilibrio, tenemos para ti estas posturas básicas para principiantes.

Adho Mukha Svanasana – Postura del Perro hacia abajo

Esta postura debe su nombre a la semejanza del estiramiento de un perro y se realiza con un ciclo respiratorio de inhalar, aguantar y exhalar al ritmo en que se llega a posicionar el cuerpo formando una especie de V invertida.

Lo primero que debes hacer es colocar las piernas de modo que las rodillas queden al ancho de las caderas, estirar bien la espalda manteniéndola recta e inclinarte hacia adelante de modo que los brazos y cabeza queden alineados al cuerpo, usando los pies y las manos como soporte.

Esta postura beneficia los músculos de la espalda, los abdominales y las piernas. Mejora la digestión y circulación, además de disminuir el estrés.

Yoga

Bhujangasana – Postura de la Cobra

La posición inicial consiste en tumbarte boca abajo encima de una manta para ejercicios y sujetar el tronco con los brazos estirados usando como apoyo las palmas de las manos. Estirando totalmente las piernas y brazos, inclina la cabeza hacia atrás y arquea la espalda. Debes mantener esta posición durante 30 segundos.

Los beneficios son la relajación muscular, mayor flexibilidad y fortalecimiento de abdomen, piernas y espalda.

Yoga

Balasana – Postura del Niño

Esta postura debe su nombre a la calma transmitida por los niños y es realizada para el descanso y relajación, sobretodo entre asanas o al finalizar la sesión de yoga. Beneficia el mejoramiento de la postura corporal en general, recuperación de energía durante la sesión y alcanzar un estado mental de meditación.

Su realización se basa sentarte sobre los talones y llevar la frente al piso. Inicia colocándote de rodillas y estirando la espalda hacia adelante de modo que el estómago repose sobre las piernas y la frente toque el piso. Mientras, los brazos son llevados hacia los costados.

Yoga

Marjaryasana – Postura del Gato

Se realiza arrodillándote y colocando el cuerpo en forma de “mesa” apoyándote con los brazos estirados y las manos en posición al ancho de los hombros y rodillas. Luego lleva la cabeza hacia abajo y la barbilla hacia el pecho mientras se estira elevando y arqueando la espalda, apretando el abdomen.

Esta Asana favorece el área abdominal y el sistema digestivo, reduce el estrés, alivia dolores en la espalda y mejora la flexibilidad

Yoga

Padmasana – Postura del Loto

Esta postura o Asana se enfoca en la meditación. Se realiza sentándote estirando la espalda y las piernas manteniendo la espalda erguida. Flexiona una rodilla de modo que la pierna se cruce hacia el lado contrario de la cadera sujetando el pie, poniéndolo encima del muslo de la otra pierna. Repite el movimiento con la otra pierna.

Es ideal para meditar, alcanzar la paz y relajación, realizar ejercicios de respiración y favorece la buena postura mediante el dominio de la estabilidad al realizarla.

Utkatasana – Postura de la silla

Se inicia manteniéndote en posición firme, elevando los brazos de forma recta mientras juntas las palmas de las manos. Luego inclina el cuerpo ligeramente hacia adelante y procede a bajar lentamente de manera que formes un ángulo de 90 grados con respecto a los muslos.

Además de favorecer el equilibrio y concentración, se trabajan los músculos de espalda, piernas y glúteos, obteniendo como resultado la tonificación de los mismos.

Se observa como una Asana simple de realizar pero requiere de resistencia para mantener la posición correcta.

Yoga

Nike Zonal Strength Legging

Nike Pro DriFit Brasier Deportivo

Nike Speed Twist Legging