La salud de tu perro entra en juego cuando de malos hábitos alimenticios del mismo se trata. Si eres de los que les gusta compartir lo que come con su perro, debes evitarlo si quieres prevenir graves problemas a la salud del mismo.

El instinto de los perros hacen que muestren interés por lo que sus dueños están comiendo, así es como normalmente vemos que al ingerir una galleta o un chocolate, tu perro se acerque y te mire como si desea que la compartas, y si, por supuesto que quiere, pero ¡No debe!.

La razón por la que los perros no deben comer dulces es porque su sistema digestivo es diferente, por lo que al consumir dulces los azúcares no son procesados rápidamente y ocasiona acumulación de los mismos provocando alteraciones en el sistema nervioso y en el sistema circulatorio.

Los perros no deben comer dulces

Otra razón por las que los perros no deben comer dulces es que resulta perjudicial para su dentadura y además puede provocar obesidad en tu mascota. Principalmente debes evitar el chocolate, ya que contiene Teobromina y cafeína, lo que puede incluso causar envenenamiento en grandes cantidades, dependiendo del peso del perro.

La Teobromina “puede provocar la dilatación de los vasos sanguíneos y la reducción de la presión arterial”. Por ello, si tu mascota consume algún dulce o chocolate y presenta síntomas como diarrea, vómito o temblores… ¡comunícate con su veterinario de inmediato!

Lo mejor es cuidar la alimentación de tu canino con croquetas y alimento especial de acuerdo a la raza, tamaño y peso.

En el mercado consigues con diferentes sabores como pollo, pescado y carne, y además el contenido adecuado de probióticos que beneficia el organismo y sistema digestivo e inmunológico de los perros, tomando en cuenta también el cuidado dental y muscular.

Y si deseas ofrecer alimento en otra presentación, puedes adquirir alimentos húmedos de una porción, los cuales vienen con diferentes sabores gourmet y contienen los minerales y vitaminas que necesita tu mascota, como los que ofrece la marca Purina.